El Sudeste Asiático: Tailandia

Maya Bay, Ko Phi Phi, Tailandia

El Sudeste Asiático es una región de Asia que comprende 11 países todos de una gran variedad de culturas y contrastes entre los océanos Índico y el Pacífico. Esta área de Asia es una de las favoritas del turismo internacional por sus playas exuberantes, comida exquisita y una buena conexión aérea, marítima y terrestre. 

 Tuve la oportunidad de visitar Tailandia, Malasia y SIngapur en 2015 y si bien fue un viaje express, pude hacerme una idea de cada uno de estos países, explorar un poco su cultura y creencias religiosas, probar su deliciosa comida y disfrutar sus preciosas playas cristalinas.

Tailandia es posiblemente el país más turístico del Sudeste Asiático, ideal para una primera incursión en esta zona del mundo, ya que es experto en la atención, la gastronomía, la vida nocturna, y los tours a través de su rico territorio de planicies, montañas e islas. Si vas a Tailandia no dejes de visitar su capital, Bangkok, con sus mercados, templos, restaurantes y clubs; así como las hermosas playas e islas, Kravi, Phuket, Ko Phi Phi, por nombrar algunas de las más concurridas.

Tailandia ha sido el país que más me ha impactado en este viaje, tanto por su cultura, gastronomía, paisajes, religión y las transitadas calles de la capital. 

Estas son algunas de nuestras experiencias en Tailandia:

En las calles de Bangkok hemos comido insectos fritos, es fácil encontrarlos ya que hay múltiples puestos ubicados en la calle principal, Khao San Road, donde se amontonan turistas curiosos para probar estos desagradables bichos (gusanos, larvas, cucarachas, escorpiones, grillos, entre otros) y los que no se atreven a comerlos, al menos sacarán una exótica foto para su album de recuerdos de viajes.

Hemos paseado por uno de los barrios rojos de Bankok, Patpong, donde venden toda clase de objetos sexuales en un mercado callejero gigante, además de ofrecerte todo tipo de experiencias y espectáulos relacionados con el sexo. Aquí abundan bares, discotecas y locales de entretenimiento para adultos,  que llaman la atención de turistas y locales con sus letreros neón.  Y aunque la prostitución no es legal en Tailandia, el turismo sexual se percibe en cada esquina de este pintoresco barrio. Patpong, aunque controversial, es un barrio al que vale la pena echar un vistazo si te pasas por la capital de Tailandia.

Hemos visitado la provincia de Phuket y las islas de Ko Phi Phi, Ko Phi Phi Don y  Maya Bay, parajes hermosos, con paisajes de ensueño, playas con aguas cristalinas y arena blanca y vegetación abundante. Lugares donde se respira tranquilidad y te desconectas de absolutamente todo! Dependiendo de la época del año algunos pueblos o ciudades principales suelen estar atestados de turistas, por lo que abundan los comercios y una vida nocturna bastante agitada, con bares y fiestas en las playas, donde los espectáculos con fuego, al ritmo de música electrónica y tribal, son la mayor atracción de la noche.

También descubrimos el lado espiritual de Tailandia y visitamos algunos de sus templos, como el Wat Phra Kaew ( El templo del buda de esmeralda). Sin duda uno de los templos más espectaculares que he visitado en mi vida, que no solo me impactó por su ornamentada arquitectura del siglo XVIII, con estatuas, pagodas, y edificios de rica decoración, sino por su grandeza y la paz que se vive dentro del mismo. Aquí tuvimos que vestirnos apropiadamente con faldas largas (hombres y mujeres), que nos facilitaron en la entrada al templo, además de ir descalzos.

Mi plato favorito en Tailandia: El Pad Thai. Un excelente wok salteado en base de tallarines de arroz, con salsa de pescado, huevos, pasta de tamarindo y algunos vegetales. Los hay de camarones, pollo o vegetarianos, y lo mejor es cuando te lo sirven dentro de una piña (ananá)!! Si!, para chuparse los dedos!

 

Sin duda volvería a visitar el Sudeste Asiático, en especial Thailandia. Y en mi mente tengo pendientes otros países de esta zona que me gustaría visitar con más calma, ya les iré contando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *